EIC BBK participa en la creación del primer detector de convulsiones nocturnas sin movimiento

detector de convulsiones de eicbbk

EIC BBK participa en la creación del primer detector de convulsiones nocturnas sin movimiento

Sin categoría.

La Fundación Síndrome de Dravet colabora con Tecnalia en la definición de un detector-monitor con sensores capaces de avisar sobre estadios previos a la muerte súbita.
360 pacientes epilépticos españoles morirán en 2014 por SUDEP (Sudden Unexpected Death in epileptic patients / Muerte súbita inexplicada en el paciente epiléptico). Este síndrome mortal afecta a una de cada mil personas con epilepsia y es, además, la mayor causa de muerte en síndromes epilépticos infantiles. Evitar que se produzca, mediante un sistema de alerta temprana, es por lo tanto una de las mayores aspiraciones de la profesión sanitaria y de las familias. La gran cantidad de factores que intervienen en estos episodios ha impedido hasta ahora dar con un sistema que detecte estas situaciones a tiempo.

Detector nocturno de EiC BBK

Sí existen formas de detectar convulsiones con movimiento. De hecho, EIC BBK trabaja en la creación de un Detector de Convulsiones Nocturno basado en Kinect 2 de la nueva consola de Microsoft Xbox One que funciona a modo de cámara de vigilancia a través de un ordenador. Este dispositivo permite el control por parte de las personas cuidadoras desde otra estancia mediante una app para móvil e incluso desde otro punto geográfico mediante un ordenador. Un dispositivo que mejora mucho la calidad de vida de las familias, facilitando el descanso y evitando los turnos de vigilia nocturna.

Crisis silenciosas

El objetivo es ir un paso más allá y «detectar cuando se producen crisis de ausencias, cuando las personas se quedan como idas», explica Luis Miguel Aras Portilla, Director Ejecutivo de la Fundación Síndrome de Dravet.

Para ello, EIC BBK, el centro de excelencia en eHealth, basado en la innovación tecnológica y puesto en marcha por la Fundación Síndrome de Dravet en colaboración con BBK, ha llegado a un acuerdo con Tecnalia para conseguir un dispositivo que monitorice varios parámetros de forma simultánea.

Se trata de «desarrollar un detector-monitor con diferentes sensores integrados, capaz de detectar los estadios previos a la muerte súbita con el fin de poder evitarla», explican desde EIC BBK. El dispositivo permitirá identificar los principales factores que causan la muerte súbita como bradicardias, sobreactivación parasimpático, dificultades respiratorias, ritmos cardiacos anormales o convulsiones prolongadas.

La posibilidad de anticiparse a esta situación permite al entorno reaccionar a tiempo y resolverlo como corresponda: administrar fármacos de rescate de la crisis, si existe presencia de convulsión; cambiar de postura a la persona para evitar la asfixia, avisar a emergencias, iniciar las maniobras de reanimación…

Tecnalia está acabando de definir este proyecto en el que EIC BBK ha aportado la recopilación de todos los datos, sistemas y estudios sobre estos mecanismos que hay en todo el mundo.

A priori de conocer cómo se producirá la monitorización de estas personas durante la noche, han descartado los sistemas habituales de medición invasivos, mediante electrodos, para no molestar a la persona en su descanso y se inclinan más por un dispositivo multimodal, con audio y video, que facilite la detección de estos episodios, a través de la tecnología Wireless, sin cables.

Este pionero detector de convulsiones sin movimiento está en fase de proyecto. Luis Miguel Aras Portilla, Director Ejecutivo de la Fundación Síndrome de Dravet calcula que el dispositivo «podría estar en el mercado en uno año y medio».

Fuente: Innovasocialbbk