Aula de desarrollo e integración (Inclusive Smart School)

Smart School 360 o Aula de desarrollo e integración (Inclusive Smart School) se define como un programa establecido desde un espacio multidisciplinar adaptable para la intervención individual y grupal de los alumnos. Permitiendo la socialización, la intergración, la colaboración y la participación de TODOS los alumnos en cualquier actividad: psicomotricidad, lenguaje (logopedia), lenguaje musical, expresión artística, interpretación. El programa se centra en la integración de alumnos con necesidades educativas especiales.

Ir a la Web de Smart School 360

Esta aula permitirá la utilización de las nuevas tenologías para la realización de actividades de socialización y desarrollo de actividades que requieran asistencia especifica como psicomotricidad, logopedia, apoyo a lenguaje y expresión, actividades de lógica, aritmética, matemática, etc.

Los principales avances tecnológicos a integrar son: mesas interactivas, dispositivos de interacción con Kinect, tabletas y ordenadores.

  • Fase I  desarrollo del espacio multidisciplinar

Espacio replicable para todos los centros educativos

Mediante sistemas automáticos, tabiques y  estructuras móviles se dispondrá de espacios adaptables para las  intervenciones de psicólogos y logopedas. Se favorecerá la estimulación motora que el currículum adaptado del niño con necesidades educativas especiales necesite, creando un espacio de alta calidad para que los profesionales puedan desarrollar su trabajo y centralizar los recursos.

Será de utilidad para el centro en otros procesos de apoyo, como la inmersión lingüística y el refuerzo de materias.

  • Fase II  integración escuela domicilio hospital
Con el objetivo de que el paciente con enfermedad pueda seguir la clase en periodos de ausencia, se creará una plataforma de integración de imágenes  y voz.
Será de utilidad para otros niños que con problemas puntuales como la rotura de huesos que imposibilita desplazamientos o el aislamiento ambiental al permanecer en casa durante largos periodos de tiempo, tras una hepatitis.
Prestará especial atención a la integración emocional del ausente, permitiendo al paciente involucrarse en su clase buscando la interrelación virtual.
  • Fase III detección de disfunciones en ámbito escolar

Integración a lenguaje informático de los criterios médicos y psicológicos de las disfunciones en apoyo a la labor de detección del colectivo de profesores. Por ejemplo:

  1. Que las tabletas sean capaces de dar alertas si detecta un niño que cumple criterios de dislexia y proponer ejercicios para confirmar el diagnóstico.
  2. Que dispositivos como Kinect sean capaces de detectar retrasos cognitivos y motores.

 

  • Fase IV

Desarrollo de software, programas y recursos específicos de trabajo educativo para cada enfermedad.

Ir a la Web de Smart School 360