Programa de detección nocturna de crisis epilépticas

Pretende  desarrollar un dispositivo domiciliario mediante tecnología avanzada  constituido por sensores y alertas que permitan detectar de forma inmediata el inicio de una crisis epiléptica.

 

El Síndrome de Dravet tiene los rangos de mortalidad más elevados de los síndromes epilépticos basados en crisis que no se resuelven. Los cuidadores deben administrar medicación si la crisis no se autolimita y activar los servicios pre-hospitalarios necesarios para realizar el traslado a una unidad de cuidados intensivos.

 

Dichos argumentos y la frecuencia de ocurrencia de los mismos condicionan que los cuidadores permanezcan despiertos junto a su familiar o duerman junto a él con el consiguiente deterioro de la salud del cuidador y de la normal convivencia familiar.

 

El dispositivo presentara tecnología kinect, sensores de frecuencia cardiaca y respiratoria, saturación de oxígeno, control de temperatura y elementos ópticos entre otros.

Descargar una licencia (aún no disponible)